jueves, 26 de septiembre de 2013

Reseña "El cumpleaños secreto"

Hey bloggeros!

Aquí voy con la reseña que prometí; "El cumpleaños secreto" de Kate Morton.
La verdad es que me lo leí hace más o menos un mes y algo (un algo muuuy largo), pero, como ya sabéis, soy una lenta redomada...
Aviso, la opinión personal contiene SPOILERS.






Sinopsis:
Estamos en 1959, Suffolk, Inglaterra. En un día caluroso de verano, el día del cumpleaños de su hermano menor, la adolescente Laurel Nicolson se esconde en la casa del árbol del jardín de su familia, fantaseando con un muchacho llamado Billy, una huida a Londres y un brillante futuro como actriz.
De repente, las tranquilas ilusiones de Laurel se ven interrumpidas por la llegada de un desconocido a la puerta de su casa; en su escondite, Laurel presencia cómo su madre abre la puerta, reconoce al hombre...y lo asesina sin ningún titubeo.

Estamos en 2011; han pasado 52 años y Laurel es ahora una actriz de éxito, cuyos recuerdos de aquella tarde la abruman cada vez más. Acechada por ellos y con su madre gravemente enferma, Laurel se da cuenta de que en el fondo no conoce nada del pasado de esa mujer antes de ser su madre, que no comprende qué puede haber en él tan terrible como para que la dulce y cariñosa mujer que ella conoció en su infancia mate tan a sangre fría a un hombre.
Sin pensarlo dos veces, Laurel regresa a la casa de su infancia para desentrañar los misterios del pasado de su madre y de sus propios recuerdos. En su búsqueda se topará con la historia de tres desconocidos muy diferentes (Dorothy, Vivien y Jimmy) enmarcada en el Londres de la Segunda Guerra Mundial y recorrerá Londres en busca de pistas que la lleven a comprender mejor a su madre para poder comprenderse mejor a sí misma.

Mi opinión:
Mi madre me había hablado antes de esta autora, Kate Morton; me había dicho que tenía una forma magnífica de narrar, simple pero espléndida, alternando diferentes tiempos, vagando entre el pasado y el presente, que me gustaría, que tenía que leerme algo de ella...
Se leyó el libro antes que yo, así como varios de esta autora,  y me dio un poco el tostón para que me leyera algo de ella. Al final, cuando me terminé "Hermosas criaturas", le hice caso y cogí "El cumpleaños secreto", que se acababa de leer ella y le había encantado. Me decía que me iba a gustar muchísimo, y, por supuesto, tenía razón.
Este libro es uno de esos grandes libros.
Engancha desde el primer capítulo, llegas a tener esa sensación que los lectores
conocemos tan bien de no poder dejar de leer.
Kate Morton narra de tal manera, manteniendo al lector alerta en todo momento, atento al más mínimo cambio o detalle, que, simplemente, no puedes parar. Estoy de acuerdo con aquellos que dicen de ella que es la escritora del momento; tiene una forma tan especial de contar una historia que se mete bajo tu piel, mezclando misterio, secretos, amor...
Una historia bien tejida y con unos personajes creíbles, entrañables.
Tal y como a mí me gusta, jejeje.
Algo que voy a destacar es que la historia no se centra en la vida amorosa sino en el misterio, y, en la época en que me lo leí, en la que la mía estaba un poco bastante jodida, lo agradecí. Y mucho.
Algo que me dejó un poco agridulce (aunque NO en el mal sentido) fue el final de la historia de amor entre Vivien y Jimmy; siempre queda ese "¿Qué habría pasado si...?" Lo que me cabrée con la petarda que envía la carta de chantaje...¡Joo, qué rabia!

Os cuento acerca del libro y su estructura.
El libro está dividido en cuatro partes: Laurel,  Dolly, Vivien y Dorothy, cada una centrada especialmente en el personaje del cual toman su nombre, que se entrelazan y se solapan para crear una gran historia. Ésta se mueve entre el pasado de Dorothy, la madre de Laurel, en el Londres de la Segunda Guerra Mundial, y el presente, en 2011, contando las peripecias de Laurel para desenmarañar el pasado de su madre a base de pocas pistas que va consiguiendo aquí y allá.

Bueno, nos vamos con los personajes.
El libro tiene una cantidad enorme de personajes, y os voy a comentar los que más me han llegado a mí en particular.
Empezar con las protagonistas femeninas, alrededor de las que gira realmente la historia.
Laurel es un personaje muy correcto. Me gusta su forma de pensar y de actuar, su afán por conocer la verdad. Algo que me ha llamado mucho la atención es que es un personaje protagónico poco típico para mis cánones: en el presente ronda los sesenta años, es decidida y fuerte, se basta y se sobra por sí solita para resolver sus problemas, ni se ha casado ni busca el amor, pero eso no significa que no ame con  locura a su familia.
Por otra parte, Dorothy, "Dolly" me cabreaba. Está loca, loca en mayúsculas.
Es la típica niña tonta que se cree muy mayor, con el mundo a sus pies y no es más que eso; una cría. Se hace ella solita unas pajas mentales que sólo puede hacerse una persona mentalmente inestable, de verdad.
No entendía cómo podía darme tanto asco de joven y gustarme más tarde, de mayor o en los recuerdos de sus hijos; me tenía intrigada esa sensación, que sólo conseguí comprender cuando empecé a acabar el libro y me di cuenta de que nada era lo que parecía, que la Dolly que aparecía en la historia de los 40 no era Dorothy en absoluto.
No fue una sorpresa para mí cuando leí la verdad, me lo imaginé, pero todavía tenía esa pequeña duda de si de verdad yo estaba en lo cierto (mi madre alucinó cuando le dije que la gran sorpresa ya me la imginaba; para mí, la gran sorpresa fue otra).
Y así, con Dorothy llegamos a Vivien. La amiga de juventud de Dolly, o eso nos hace creer ella.
Vivien es un personaje enigmático, frío, pero con motivos más que sobrados para ello, a pesar de que cuando la descubres, no puedes evitar adorarla. Hay una palabra para definir a los personajes así, como ella: entrañable.  Atapada en un matrimonio abusivo y con un pasado horrible, su relación con Jimmy se coló dentro de mí desde su primer encuentro.
Me dio muchísima lástima que, por las circunstancias, no acabaran juntos, pero nos queda el consuelo de que ambos fueron felices, a pesar de lo cruel del destino.
Y llego a mi personaje favorito del libro entero: Jimmy.
Adoro a este hombre, de verdad. Me encanta.
Su personalidad, su forma de ser, todo. Me tiré medio libro diciendo "Por dios, pobre hombre, se merece algo mejor que la loca esta..."
¡Qué mal lo pasé cuando creí que lo habían matado!
Ayyy, qué ganas de llorar...
Pobre Vivien...
Pobre Jimmy...
Cuando descubrí lo que ocurrió de verdad, levanté la vista del libro y susurré con sonrisa tonta "No puede ser...".  Y sí, sí podía ser. Un alivio...
Aunque me quedé con las ganas de que se reuniera con Vivien...
Pero no se puede tener todo en esta vida, por desgracia.
Debo reconocer que me dio muchísima lástima: volver a ver a la mujer que amas, casada con otro hombre y con hijos, pero saber que es feliz y dejarla ir, vigilar a su hija desde el anonimato...
Pobre Jimmy; es, posiblemente, el que peor parado salió de esta historia. Pero me alegro de que viviera el resto de su vida feliz, que se convirtiera en fotógrafo, consiguiendo así su sueño, y que siguiera adelante.
Con respecto al resto de personajes, destaco especialmente al hermano pequeño de Laurel, Gerry, un encanto. Es de ese tipo de personajes que adoras en cuanto aparecen, un genio y un auténtico amor. Ese lado de vulnerabilidad le viene con el síndrome de Asperger que padece, algo con lo que no puedo evitar solidarizarme. También me gusta mucho Rose, la hermana de Laurel; no podía faltar el personaje dulce.
Como aquellos que más he odiado en el libro, por supuesto, Dolly, a la que no podía aguantar y me daba cada vez más asco, y a Henry Jenkins, el cerdo asqueroso y odioso al que tiene Vivien por marido y que encuenta un trágico final al convertirse en el cazador abatido por su propia presa.

Conclusiones finales y mi nota particular:
¿Qué más os puedo decir de este libro?
Un libro magnífico, perfectamente narrado, con una historia que cala en el corazón del lector y le incita a seguir leyendo cada vez con más ansias, unos personajes que evolucionan y te ayudan a crecer con ellos, que te meten en su historia y acabas por abrazarla. Yo, por mi parte, puedo decir que se ha convertido en uno de mis favoritos, y Kate Morton en una de mis inspiraciones predilectas. Su estilo al narrar, el arte con el que entreteje una historia así, con tantos matices y misterios que acaban por encajar de forma tan perfecta...me encanta.
Tiene un final poco habitual; te deja con una sonrisa tonta, con una sensación agridulce por Vivien y Jimmy, pero también de felicidad, porque tuvieron una vida feliz, aunque tuviera que ser separados.
Os lo recomiendo con el corazón en la mano, porque es un libro que se queda justo ahí: en tu corazón.

Mi nota para "El cumpleaños secreto" es:
10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario